LAS MEJORES IMAGENES DE LA FLORA MARINA
FAUNA MARINA
MUNDO ACUÁTICO
LAS MEJORES IMAGENES DE LA FLORA MARINA

FLORA MARINA
imagen
Pero se puede decir, sin temor a exagerar, que todo el archipiélago cubano está rodeado de coral. Casi dondequiera hay arrecifes más o menos grandes formados por estos diminutos animales; lo mismo frente a la Ciudad de La Habana, que a las costas de Cienfuegos, Holguín o Santiago de Cuba.
Ahora te propongo algo especial; te invito a bucear conmigo aquí mismo, dentro de esta página que estás mirando. Tu y yo nos lanzaremos al mar.
Espero que aceptes pues la excursión va a ser muy especial, y en ella descubrirás cosas que ni siquiera has podido sospechar. Prepara tu mente para emociones, pues vamos a visitar un arrecife de coral, y vamos a nadar y a nadar, y veremos tantas cosas asombrosas y bonitas que después tendremos deseos de seguir nadando para siempre.

imagen
Bajo el claro azul del mar, animadas comunidades de criaturas marinas conviven en estructuras de formas curiosas y colores brillantes que se llaman arrecifes de coral. Estas silenciosas e impresionantes ciudades submarinas son el hogar de cuatro mil especies diferentes de peces y de miles de plantas y otros animales. Durante millones de años, las criaturas marinas han convivido en arrecifes, haciendo cada cual lo suyo en sus pequeños mundos marinos.
Hábitats submarinos valiosos
La destrucción de los arrecifes de coral, algunos de los cuales tienen más de dos millones de años, tendría un impacto muy serio en nuestros océanos. Aunque los arrecifes de coral ocupan menos del 1% del fondo del océano, son el hogar del 25% de todas las especies submarinas. Acabar con ellos pondría a miles de criaturas en peligro de extinción y destruiría uno de los tesoros vivientes más hermosos del planeta.
Los corales pueden parecer y sentirse duros, pero son muy sensibles a los cambios ambientales. Una de las principales causas de la reciente destrucción de los arrecifes es el calentamiento de los océanos, el cual ocurre poco a poco. En particular, el cambio climático El Niño, de 1998, calentó los mares y causó terribles daños a los arrecifes de coral.

Imagen